Últimas reseñas

martes, 11 de abril de 2017

Hielo como fuego, de Sara Raasch

    Hielo como fuego es la segunda parte del primer libro de Sara Raasch, Nieve como cenizas, y fue la novedad de principios de este año de la editorial Del Nuevo Extremo. Si no leyeron la primera parte, no lean esta reseña aún, porque pueden encontrar información que arruine un par de sorpresas de la trama.
    Esta saga de fantasía épica tiene como protagonista a la adolescente Meira, quien comienza en el primer libro como huérfana soldado, intentando recuperar la fuente de poder de su reino, para terminar siendo sorpresivamente el conducto de Invierno, cayendo sobre ella todo el peso de la responsabilidad.
     Al comenzar este segundo libro, Meira ya es reina de Invierno y Mather (quien creíamos el heredero al trono) ha sido rebajado a Lord. Ambos están muy conmocionados por los últimos descubrimientos, ya que la vida de los dos cambia por completo, y todo lo que creyeron hasta ahora sobre sus padres y su familia, ha sido un engaño para proteger la identidad de Meira.
    En cuanto a la situación del reino, a pesar de haber sido liberado del poder maligno de Angra, Invierno recién está comenzando a recuperarse, al igual que los inverneños, y el rey Noam pretende que en pago de la ayuda que brindaron Cordell y Otoño, se le entreguen las riquezas que se extraen de las minas de Invierno, y que se le permita buscar la entrada perdida a la fuente de la magia.
      Por su parte, Meira lucha internamente entre lo que le dicta la conciencia que debe hacer como reina, y lo que su instinto de huérfana soldado le grita en el cuerpo. Además, todavía no sabe si terminar de confiar en Theron, quien pretende una utópica unión total de los reinos, a partir de encontrar la entrada al barranco mágico perdido, ayudando a su padre.
     Me gustó mucho este libro, sobre todo, porque se recorren distintos reinos (Verano, Yakim y Ventralli) y podemos ver las características de cada uno, sus vestimentas, sus costumbres, sus vicios y la personalidad de cada líder. Esto para mí es un plus muy importante, ya que logra que me sienta dentro de ese mundo tan diferente que esperaba. Por su parte, los personajes también pueden verse en profundidad, cómo reacciona cada uno ante la adversidad y los cambios, tanto de jerarquía, como de situación, y cómo resuelven los conflictos.
    En cuanto a la acción, la primera parte es un poco más lenta, pero hay muchos conflictos e intereses diversos de los personajes, que se van desarrollando a medida que avanzamos en la lectura. Y también aparecen personajes nuevos, que le dan a la historia más agilidad y novedad. 
     Por último, les cuento que este libro está narrado desde dos ópticas: algunos capítulos desde la óptica de Meira y otros desde la mirada de Mather, lo que lo hace más entretenido, y al mismo tiempo, cuando cambia de narrador, nos mantiene en suspenso sobre lo que pasará con el otro personaje. 
     Para concluir, más que cumplidas mis expectativas sobre Hielo como fuego, y ahora sí que no puedo esperar para leer el próximo. ¡Cuéntenme si ya lo leyeron y qué les pareció!

¡Gracias Del NuevoExtremo por el ejemplar!


sábado, 1 de abril de 2017

Cartas a Theo

     Esta semana se cumplieron 164 años del nacimiento de Vincent Van Gogh y quería aprovechar la fecha para presentarles un libro maravilloso: Cartas a Theo.
      Vincent Van Gogh nació el 30 de marzo de 1853 en la localidad holandesa de Groot-Zunder. Y a pesar de que hoy en día sus pinturas están valuadas en millones de dólares, solo pudo vender una en toda su vida, muriendo en la más oscura pobreza. Si logró sobrevivir fue gracias a la ayuda de su hermano Theo, quien le enviaba dinero casi mensualmente y le compraba los lienzos, pinceles y pinturas para que pudiera pintar.
    Como Vincent dedicaba casi todas las horas del día a perfeccionar su técnica y, además, no era muy estable emocional y psíquicamente, muy pocas veces tuvo un empleo a partir del cual pudiese mantenerse. Por otra parte, se mudaba muy seguido, para poder pintar distintos paisajes o por tener problemas con vecinos, propietarios, etc.
     Como se imaginarán, la vida de Vincent Van Gogh fue sumamente interesante y en Cartas a Theo parece que leyéramos una biografía, pero escrita por la mano del artista. El material está organizado de tal manera que se puede seguir su vida diaria, sus penas, sus esfuerzos, sus sacrificios y sus logros, cronológicamente, casi como si estuviera novelado. 
     Por eso quería recomendarles hoy este libro, porque creo que poder entrar de esta manera en la vida privada y cotidiana de uno de los pintores más talentosos de todos los tiempos es un privilegio que debemos aprovechar y no dejar pasar la oportunidad de leer las 400 cartas que contiene esta compilación (en total, las cartas que Vincent le escribió a su hermano son más de 650).
     En sus cartas Vincent Van Gogh escribe, desde 1872 en adelante, reflexiones sobre la vida, la pintura, la religión y hasta lo que siente al ser prácticamente mantenido por su hermano, quien es el receptor de estas cartas. También se puede leer lo que él va aprendiendo y conociendo en sus viajes, la experiencia vivida en las minas de Borinage y sus intentos por entrar en la Academia. Otro tema que sale a la luz es la relación con su padre y los conflictos familiares, que no fueron pocos. La forma de vida de Vincent no les parecía la adecuada y su padre llegó a echarlo de la casa familiar en varias ocasiones.
     No voy a negar que es un libro que nos deja un sabor amargo o, por lo menos, nos hace reflexionar sobre lo injusta que puede ser la vida y la sociedad a veces, y lo incomprendido que puede sentirse un genio, cuando está tan adelantado a su tiempo. Pero insisto en que vale la pena hundirse en estas cartas y acompañar al pintor en cada una de sus aventuras. 
     Espero sus comentarios: ¿conocían la existencia de este libro? ¿Lo leyeron o les interesa leerlo? ¿Leyeron algún otro libro de cartas? A mí me encantan, como las biografías y los diarios íntimos.  ¿Alguno para recomendarme? ¡Qué tengan un hermoso fin de semana y buenas lecturas!

domingo, 19 de marzo de 2017

Nieve como cenizas, de Sara Raasch

  
    Esta semana les traigo la primera parte de una saga que promete, sobre todo para los que nos gustan las historias de fantasía épica.
       Nieve como cenizas es el primer libro, en el que se nos cuenta cómo está compuesto este nuevo mundo en el que nos vamos a sumergir: existen ocho reinos, cuatro estacionales (Verano, Otoño, Invierno y Primavera) que, como su nombre lo indica, se desarrollan según la estación del año, tanto en el clima, como en la vegetación y en las características físicas de sus habitantes; y cuatro rítmicos (Yakim, Ventralli, Cordell y Paisly).
     En un primer momento, cada reino tenía un conducto, simbolizado por un objeto, como un relicario, un báculo, etc., a través del cual obtenían magia para mejorar las condiciones de sus habitantes o potenciar sus habilidades. Pero dieciséis años atrás, Angra, el rey de Primavera, decidió usar esta magia para beneficio propio, e invadió Invierno, matando a su reina, rompiendo en dos el relicario que contenía la magia de Invierno y esclavizando a sus habitantes.
      De esa derrota sobrevivieron ocho inverneños, entre ellos, nuestra protagonista, Meira, y el futuro rey, Mather. Meira es una huérfana que se ha entrenado toda su vida para lograr ser incluida en las misiones para recuperar el relicario, y Mather es el hijo de la difunta reina Hanna. Junto a los otros seis inverneños, desde la destrucción de su reino, viven vagando por la llanura de Rania, intentando recuperar las dos partes del relicario, sin ser descubiertos, para no terminar esclavos en Primavera.
      Y en este punto es donde comienza la acción, cuando Meira logra recuperar una de las mitades del relicario pero Angra descubre la ubicación de los inverneños sobrevivientes y los persigue. A partir de aquí surgirán alianzas, triángulos amorosos, giros sorprendentes en la trama y mucha acción.
     No puedo contar mucho más porque no quiero arruinarles la sorpresa de ir descubriendo por ustedes mismos en quién se puede confiar y en quién no, quién se alía con quién, cuáles son los amores de Meira, etc.
     Por otra parte, los sueños de nuestra protagonista adolescente parecen ser una clave fundamental para desentrañar varios misterios. A medida que la acción avanza, Meira comienza a tener más información sobre lo que realmente sucedió cuando era apenas un bebé, y esto le suma a la trama varios interrogantes que nos obligan a seguir leyendo.
     En cuanto a la autora, Sara Raasch, no hay demasiada información, salvo que nació el 26 de agosto de 1989 en Estados Unidos y que este es su primer libro. La narración es ágil, fácil de seguir y, más allá de presentarnos un mundo nuevo, no se extiende demasiado en descripciones.
    El segundo libro, Hielo como fuego, fue la novedad de diciembre de Del Nuevo Extremo, y será una de mis próximas reseñas porque ya empecé a leerlo. ¿Qué opinan ustedes? ¿Les llama la atención? ¿Ya lo leyeron? ¡Espero sus comentarios!

¡Gracias Del Nuevo Extremo por el ejemplar!

viernes, 10 de marzo de 2017

Hora de partir, de Jodi Picoult


El libro es igual de hermoso que la portada.
     Este libro fue una gran sorpresa, a pesar de que ya al leer la contratapa supuse que me gustaría mucho. Pero no pensé que la investigación sobre los elefantes sería tan consciente y profunda, ni que la trama daría tal vuelco que lo que creí descubrir a mitad del libro no sería realmente el final.
    Hasta hoy no había leído nada de esta autora y me encantó su forma de narrar la historia, alternando las voces de sus protagonistas y, al mismo tiempo, haciéndonos saber la vida, las costumbres y las penas de los elefantes en cautiverio. Jodi Picoult nació el 19 de mayo de 1966 en Estados Unidos, se graduó como Licenciada en escritura creativa, en la Universidad de Princeton, y ha publicado hasta el momento 23 novelas.
     En Hora de partir nos encontramos con Jenna, una niña de 13 años que, después de leer infinidad de veces los diarios de su madre desaparecida, decide buscar la ayuda de una vidente (Serenity) y del investigador que tomó el caso en un primer momento (Virgil Stanhope) e intentar encontrarla. Jenna no puede creer que su madre la haya abandonado, pero tampoco quiere resignarse a pensar que ha muerto, y con estas dudas emprende la búsqueda, a escondidas de su abuela, con quien vive desde la tragedia. 
     Diez años atrás, en la Reserva de Elefantes de Nueva Inglaterra, donde Jenna vivía con su padre, el fundador de la reserva, Thomas Metcalf, y su madre, la investigadora Alice Metcalf, se produjo un confuso incidente. Una de las cuidadoras apareció muerta dentro del recinto de una elefanta, y Alice herida e inconsciente a varios metros del lugar. Fue hospitalizada rápidamente, pero unas horas después huyó del nosocomio y nunca más se supo de ella. Por su parte, su esposo, fue internado con una crisis en un centro psiquiátrico y no ha vuelto a tener contacto con la realidad, como para brindarle a su hija Jenna alguna información fehaciente. En el presente, Jenna y sus dos nuevos amigos, la vidente y el investigador, emprenden un camino en el que descubrirán qué sucedió con Alice y con la cuidadora la noche del accidente, y también, qué pasó con sus propias vidas en todo este tiempo.
     No puedo ni quiero contar mucho más, porque vale la pena leer el libro e ir disfrutando de la historia a medida que se va armando con las distintas voces. También quiero aclarar que las investigaciones sobre los elefantes están narradas de manera sencilla y como parte de la historia, por lo tanto, no son aburridas ni descolocadas en el libro, sino que tienen una razón de ser y una relación con la historia principal. Thomas y Alice reciben en la reserva a elefantes que han sufrido abuso y maltratos al estar en cautiverio, o al ser cazados en su propio hábitat, y lo que intentan es que tengan una mejor vida a partir de su traslado a la reserva, tratándolos con amor, dándoles la mayor libertad posible y cuidándolos como corresponde.
    Particularmente disfruté mucho de conocer ciertas costumbres de los elefantes, su manera de organizarse y relacionarse en la manada, sus cuidados y atenciones entre ellos y con los más pequeños, etc. Cada elefante tiene su historia particular y todo está contado con mucho amor y seriedad, sin golpes bajos, cosa que agradecí mucho durante la lectura porque soy de lágrima fácil.
     Hora de partir es un libro hermoso, diferente, entretenido y emocionante, más que recomendable, con una trama que te mantiene atrapado y sin saber realmente qué pasó hasta las últimas páginas.

¡Muchas gracias a Ediciones Urano por el ejemplar!


    ¿Alguien ya lo leyó? ¿Qué les pareció? ¿Les dio ganas de leerlo? Como siempre, espero sus comentarios. ¡Buen fin de semana y hermosas lecturas! 

sábado, 4 de marzo de 2017

Novedades de marzo

        ¡Hola a todos! Hoy les presento algunas de las novedades de marzo, así ya pueden elegir qué nuevo libro leer este mes: 

Editorial Océano

         El ladrón de niebla, de Lavinia Petti
       

Antonio M. Fonte es un escritor de éxito. Pero eso no signifi­ca nada para él, que vive alejado de todo y que, más allá de su agente literario, no se relaciona con nadie. Sin embargo, un día algo le obliga a salir de su aislamiento: es una carta, fechada quince años atrás, escrita a un antiguo amor, en la que se habla de un hombre que acaba de ser asesinado. Comienza así una intrépida búsqueda por Nápoles, que llevará a Antonio a caminar por entornos extraños tras los pasos de un personaje enigmático. Un ladrón de niebla que colecciona todo aquello que los hombres pierden, desde llaves, gafas y libros hasta recuerdos de amores juveniles, esperanzas o sueños olvidados. Lavinia Petti sabe evocar, con la magia de los grandes escritores, el recuerdo persistente de un mundo que quizás no ha existido nunca.

          



El libro de Sarah: la fortaleza del tiempo, de Vicente García
     

Empieza la aventura. ¿Qué harías si te encontraras por la calle con una persona idéntica a ti? ¿Y si ella, tras verte y salir huyendo, perdiera un móvil igual al tuyo con imágenes de sitios en los que apareces pero nunca has estado? Así empieza para Sarah, una adolescente del Londres actual, una peligrosa aventura que te sumergirá en universos de los que no querrás salir jamás. ¿Te gustaría acompañarla y formar parte de este fantástico viaje? Entra en El libro de Sarah: la fortaleza del tiempo, la nueva novela de Vicente García que publica Dolmen Editorial y que marcará un antes y un después en el género de la fantasía. Una maravillosa saga que arranca con esta primera entrega titulada La fortaleza del tiempo.




Ediciones B 

Memoria de cristal, de Cecelia Ahern
La exitosa autora de Posdata: te amo y Donde termina el arcoíris (Love, Rosie) nos conmueve una vez más con su nueva novela. ¿Qué pasaría si solo tuvieses un día para descubrir quién has sido en realidad? Cuando Sabrina Boggs encuentra por casualidad unas misteriosas pertenencias de su padre, descubre una importante faceta de su vida cuya existencia ignoraba.  Su vida cotidiana, hasta entonces rutinaria, sufrirá una ruptura inesperada al revelársele los secretos del hombre a quien creía conocer, así como recuerdos, historias y gente de las que nada sabía. De la noche a la mañana, su vida y cuanto la rodea cambiarán por completo. Cecelia Ahern vuelve a subyugarnos con una historia acerca de cómo las decisiones más comunes pueden tener sobre nuestras vidas las consecuencias más extraordinarias. Y de cómo arrojando luz sobre la vida de otros podemos llegar a entendernos a nosotros mismos.


Escuela de sangre, de Max Rhode (Sebastian Fitzek)
Seudónimo tras el que se oculta el reconocido autor Sebastian Fitzek, Rhode es, además, el protagonista de El proyecto Joshua, libro en el cuál se menciona La escuela de sangre, el libro de Rhode…que aquí está, para deleite de los lectores. Una isla solitaria. Una cabaña de madera amoblada como un aula. Una escuela donde se enseña a poner trampas, dar caza a seres humanos y matarlos.Simon y Mark son incapaces de imaginar algo más horroroso que tener que trasladarse de Berlín, la metrópolis, al páramo de Brandeburgo. Lo único que los adolescentes esperan, con enorme expectación, son seis semanas de vacaciones de verano, pero su padre les juega una mala pasada. Los ha inscrito en una escuela muy especial, situada en medio de una isla boscosa y solitaria. En ella se enseñan las mismas asignaturas que en el infierno. Con esta novela de terror, Fitzek incursiona con éxito en el territorio de autores como Stephen King y Clive Barker.

Les cuento finalmente que yo estoy empezando Nieve como cenizas, de Sara Raasch, con muchas expectativas, ¿ustedes? ¿Les interesa alguno de estos nuevos títulos? A mí me llama la atención Escuela de sangre, de Max Rhode. Espero sus comentarios y ¡buenas lecturas!

sábado, 18 de febrero de 2017

Revisando clásicos: Drácula, de Bram Stoker

Drácula, de Bram Stoker.
     Después de saber, con mucha alegría, que mi reseña anterior sobre Frankenstein, en esta misma sección, había gustado mucho, decidí retomar esta temática y traer un clásico muy conocido en cuanto a la trama principal, pero que no es valorado, creo, por lo que representa como expresión de las contradicciones de la época en la que fue escrito. Me gustaría que veamos que Drácula no es simplemente la historia de un vampiro que mataba damiselas bellas para robarles su sangre y así alimentarse, sino mucho más que eso.
   Para situarnos, les cuento que Drácula fue escrito en 1897 por el irlandés Bram Stoker, y puede encuadrarse dentro de lo que se llamó novela gótica, ya que cumple con varias de sus características principales: el ambiente lúgubre, la presencia constante de ciertos elementos de la naturaleza, como la niebla y las tormentas, la visita a cementerios y castillos oscuros, las supersticiones y hechos sobrenaturales, etc. En cuanto a las supersticiones, hay que tener en cuenta que el personaje de Drácula es el resultado de la suma de varias tradiciones populares que han sobrevivido en el tiempo: el ser no vivo, que solo puede eliminarse a partir de ciertas acciones heroicas; la alimentación que consta solo de sangre extraída de las víctimas, quienes en consecuencia se convierten a su especie; el vivir exclusivamente de noche y tener la capacidad de adquirir otras formas: lobo, murciélago o niebla; no poder exponerse a la luz solar, los cursos de agua o ciertos antídotos, como el ajo, la rosa silvestre o alguno símbolos religiosos.
    Y justamente, este ambiente sobrenatural que invade el libro está íntimamente relacionado con la necesidad de expresar aquello que no podía ser dicho. Casi como una consecuencia natural de la racionalidad, la moral y el orden que proclamaba la época victoriana, Bram Stoker le da un lugar en esta obra a lo inexplicable y lo reprimido: los sueños, la locura, los bajos instintos, los miedos y la muerte.
     Lo curioso, o paradójico, es que esto lo hace utilizando los géneros clásicos por excelencia para relatar hechos reales, biografías, etc., como el género epistolar (cartas, documentos), recortes de periódicos, y diarios íntimos de los personajes principales. De esta manera, el autor les da un marco de credibilidad a unos hechos más que increíbles. Es decir, no hay un narrador que nos cuente la historia de Drácula, sino que, a partir de los diarios íntimos de los distintos personajes, y otros documentos, se va tejiendo la trama.
      Por otra parte, el personaje del médico (el Dr Van Helsing), como los investigadores de las novelas detectivescas, contrapone al espacio mágico del mundo del vampiro, la realidad cotidiana y la racionalidad victoriana, resolviendo los conflictos a través de sus conocimientos e investigaciones. Así, el autor parece equilibrar, tanto en la forma como en el fondo, las contradicciones de la época: el vampiro con el médico, lo sobrenatural con la ciencia, lo increíble con la credibilidad de la experiencia. Y de esta manera también, encuentra una forma posible para construir una obra publicable, al encuadrarse dentro de las normas de la época.
     Es importante mencionar también que, como es fácil suponer, cuando fue publicado, Drácula no tuvo mucha aceptación por parte de la crítica. Sin embargo, Bram Stoker supo captar el gusto del público que encontraba en las historias de horror, no solo entretenimiento, sino también un escape a tanta rigidez.
      Para aquellos que no saben si leer Drácula o no porque es un clásico, les digo que no lo duden porque es un libro sencillo de leer, entretenido, con mucha acción y diferentes enredos que lo hacen muy ágil. No voy a contar la trama porque básicamente ya se conoce, pero sí quise mostrar brevemente en esta revisión, que es muchísimo más interesante que la reducción que uno ve en las adaptaciones al cine, y mucho más profunda también.

      Espero sus comentarios, de los que ya lo leyeron, a ver qué les pareció, y de los que no, si es que mi reseña los motiva a hacerlo. ¡Gracias por leerme y buen fin de semana!

sábado, 4 de febrero de 2017

El caso Eden Bellwether, de Benjamin Wood

Lo presentan como "La obra maestra de un genio".
      El caso Eden Bellwether, de Benjamin Wood, es un libro del que había escuchado mucho y hacía ya unos meses que quería leer. Y les cuento que fue una sorpresa muy positiva. Esta novela tiene la particularidad de estar estructurada de tal manera que el lector ya sabe desde el principio lo que va a suceder pero no sabe cómo ni con quién, y eso es lo que lo mantiene interesado. Las casi 500 páginas que componen el libro están divididas en cuatro partes: Preludio, Primeros días, Últimos días y Días por venir. En el Preludio ya se nos adelanta que en la casa de los Bellwether ocurrió una tragedia y que dos personas han muerto y una está herida de gravedad. Esta última es Eden Bellwether. También sabemos que el protagonista, Oscar Lowe, se hallaba en la casa, está con vida y siente, al igual que los demás, que esta escena se podría haber evitado.
     Oscar Lowe es un joven de origen humilde, que trabaja como cuidador en una residencia de ancianos llamada Cedarbrook, vive solo y se mantiene bastante alejado de sus padres. Con la única persona que parece tener una relación estrecha es con uno de los pacientes, el Dr Paulsen, con quien tiene largas charlas sobre literatura y otros intereses de ambos.
    Una tarde de octubre, meses antes de los asesinatos, Oscar vuelve a su casa caminando, atravesando el campus de la Universidad de Cambridge, como hacía muy a menudo, y al pasar por la capilla escucha una música tan llamativa que, cuando quiere darse cuenta, ya está adentro del edificio. De esta manera, conoce a los hermanos Bellwether: Eden, el músico que tocaba el órgano en la ceremonia, e Iris, una hermosa joven estudiante de medicina que lo cautiva.
     A partir de este momento Oscar comienza a formar parte de las reuniones de los Bellwether, conoce a sus padres, su enorme casa, sus cenas y fiestas, y a sus amigos. Y mientras más se estrecha la relación con Iris, más comprende que la personalidad de su hermano está muy cercana a la enfermedad, y que no solo es entrometido, excéntrico y egoísta, sino que puede ser peligroso.
     Durante las dos partes centrales de la obra, Primeros días y Últimos días, se desarrolla la investigación de Oscar y las pruebas a las que varios personajes se someten. La teoría de Eden es que él puede, a través de composiciones musicales específicas, curar a las personas, mientras que Oscar intentará demostrarle que algo no está bien en su mente. 
    Recién en las últimas páginas se vuelve al inicio de la historia y se concluye. Es un libro que me mantuvo atrapada todo el tiempo, una vez que logré entrar en la trama y acostumbrarme al ritmo del autor, que en partes es muy descriptivo, tanto de las escenas como de los sentimientos y pensamientos de los protagonistas. Esto quiero destacarlo como un rasgo positivo del libro, que lo hace profundo y serio, con una trama muy elaborada y que nos necesita atentos.
     Además, por momentos suceden cosas increíbles o inexplicables, y justamente eso hace que pasemos las páginas queriendo saber si realmente Eden tiene poderes o si está loco y el resto se sugestiona con sus actuaciones. Por supuesto, entre ambos extremos hay muchas hipótesis que uno como lector va elaborando a medida que avanza en la lectura. Y a esto se suma la relación entre los dos hermanos, Eden e Iris, muy estrecha y hasta simbiótica, en la que ella, por momentos, parecen entenderlo, defenderlo y hasta adoptar ciertas actitudes de él, para después alejarse, rechazar sus prácticas y pedir ayuda psicológica.
      Benjamin Wood nació en 1981, en Inglaterra, y tiene una maestría en escritura creativa, de la Universidad de British, Columbia. Me sorprendí mucho cuando supe lo joven que era el autor y que ésta era su primera obra, porque tanto la complejidad narrativa, el vocabulario, la consistencia de los personajes como la trama en sí parecen de un escritor ya experimentado. Por supuesto, les recomiendo El caso Eden Bellwether sin dudar, como un libro entretenido, interesante, en el que van a conocer distintas teorías sobre la música, la hipnosis, desconfiando de todos, por momentos, y creyendo ciegamente, por otros.   
     Como siempre, espero sus comentarios sobre esta propuesta, si les interesa o no, y que me cuenten también qué están leyendo ustedes ahora. ¡Hasta la próxima!

¡Muchas gracias a Editorial Océano por el ejemplar!