Últimas reseñas

sábado, 23 de julio de 2016

Salvaje, de Cheryl Strayed

Salvaje, la autobiografía de Cheryl Strayed.

   Particularmente, me gustan mucho los libros basados en hechos reales: los diarios de viaje (Los autonautas de la cosmopista, de Julio Cortázar), los libros que recopilan cartas (Cartas a Theo, de Vincent Van Gogh), los diarios íntimos, las biografías (Virginia Woolf. La vida por escrito, de Irene Chikiar Bauer; La teoría del todo, de Jane Hawking; La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero, sobre Madame Curie),  los libros de no-ficción (Operación masacre, de Rodolfo Walsh; A sangre fría, de Truman Capote) y las autobiografías, que pueden ser noveladas, pero que en mayor o menor medida se basan en vivencias reales de la misma persona que las cuenta (Escribir, de Marguerite Duras; Paula, de Isabel Allende).
   En este último grupo entra Salvaje, autobiografía de la escritora norteamericana Cheryl Strayed, publicada en 2012, y que llegó a la Argentina en febrero del 2015, junto con el lanzamiento de la película en el cine.
       Cheryl, la protagonista del libro, a sus 26 años llega a un punto en su vida, luego de la muerte de su madre y su propio divorcio, en el que decide emprender un viaje que ideó hace pocos meses: atravesar el camino de las Cumbres del Pacífico, una ruta de senderismo que recorre toda la costa oeste de los Estados Unidos, desde el desierto Mojave en California y Oregon hasta el estado de Washington.
        Y así comienza como mochilera, sola, una travesía de 1800 kilómetros de un recorrido sumamente exigente, tanto física como mentalmente, sufriendo altas temperaturas durante el día y muy bajas durante la noche, recorriendo largas distancias entre una parada y otra, lo que la obliga a administrar estratégicamente la comida, el agua y sus propias fuerzas  para llegar sana y salva al próximo refugio.
       En Salvaje, la autora nos cuenta cómo, durante cien días, recorre a pie un fragmento del Sendero del Macizo del Pacífico, dejando atrás la Cheryl “extraviada”, que es lo que significa literalmente su apellido –Strayed- para salir  transformada de la experiencia. Y también, a medida que avanza en el camino, nos hace partícipe de su vida fuera de la aventura, del dolor por la muerte de su madre, los conflictos con su exmarido, la relación con sus hermanos, etc.
        Lo que más me gusta de este libro es que está narrado de tal manera que uno como lector puede acompañar a la protagonista, día tras día, experiencia tras experiencia, sintiendo sus miedos a lo largo del camino y el alivio de quitarse la enorme mochila de la espalda al terminar cada jornada, dudando con ella, sufriendo cada prueba o dificultad,  y disfrutando la alegría de encontrar agua en medio del sendero, ver la proximidad de un refugio o recibir la nueva caja con víveres. Además, Cheryl no es una gran deportista ni tiene entrenamiento en alguna experiencia parecida, y eso la hace mucho más cercana al lector, porque vive la travesía como lo haría cualquiera de nosotros.
     Salvaje es un libro diferente, donde todas las preocupaciones  cotidianas desaparecen en la inmensa soledad de ese viaje, porque lo que realmente preocupa es sobrevivir.
       Para los que quieran empezar ya a disfrutar de este libro, les dejo las primeras páginas:  http://big.assets.huffingtonpost.com/SalvajeenPDF.pdf

7 comentarios:

  1. Hola Romi!
    Parece un libro interesante pero no es de mi estilo. No me gustan tanto los libros contemporáneos para ser completamente franca.
    Puede que si, en algún momento me da por leer este tipo de libros, le de una chance.

    Un besote y gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juli! Gracias por leerme y comentar, siempre :-) Tal vez en otro momento. ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Hola!
    Me gustó bastante la introducción de tu entrada pero no creo que el libro sea lo mío.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nadia! ¡Gracias por comentar! Un beso :-)

      Eliminar
  3. Hola! La ironía de que su apellido sea Strayed, parece a propósito jajaja si bien me gustó tu reseña, me parece que es de esos libros que son para leer en otro momento de mi vida, más cerca de las tres o cuatro décadas en vez de a meses de cumplir 20, así como Eat Pray Love, pero seguramente me guarde el nombre por ahí para leerlo en algún otro momentos, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Xime! ¡Qué bueno que te haya gustado la reseña, más allá de que el libro no sea el indicado para vos ahora! Seguro en otro momento :-) ¡Beso enorme!

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Tiene su atractivo, parece un libro diferente, pero no es muy mi estilo así que no creo que lo lea, por lo menos por ahora, quizás más adelante me anime a leer un poco más de autobiografías.

    ¡Muchas gracias por la reseña!
    http://diariodeunaestudiantedeletras.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar